Últimos temas

PAF POKER

>

    Money Management (Gestión del dinero).

    Comparte
    avatar
    crazycharlie

    Cantidad de envíos : 11
    Fecha de inscripción : 17/02/2009
    Edad : 57

    Money Management (Gestión del dinero).

    Mensaje  crazycharlie el Miér Feb 18, 2009 8:35 pm

    Hola amigos.

    Les cuento que estoy escribiendo poco en el foro porque estoy jugando mucho y con la idea de incursionar en mesas cash, para las que estoy armando un humilde proyecto (un borrador en realidad aún) de gestión de caja.
    Como paso previo a postear dicho borrador, me gustaría dejarles acá una de las fuentes que estoy utilizando para dicho proyecto:



    Recomendaciones sobre Manejo de Caja, Gestion de Dinero o Money Management

    La gestión del dinero, también conocida como "gestión del riesgo", es el elemento clave para asegurar que las probabilidades de supervivencia en los juegos de azar son máximas y que, por tanto, la habilidad del jugador o el acierto de su sistema de juego tendrán la oportunidad de prevalecer en el largo plazo. Descuidar las reglas básicas de la gestión del dinero significa, invariablemente, poner en peligro el capital de inversión.

    ¿Por qué?

    Muy sencillo: El jugador, sus aciertos y fallos y en consecuencia su saldo, experimenta continuamente oscilaciones y, de vez en cuando, sufren bruscos y repentinos movimientos en una u otra dirección capaces de infligir enormes pérdidas a aquel que esté posicionado en el lado contrario...si no ha tomado las precauciones necesarias.

    Puesto que tales movimientos bruscos no son una rareza en el azar sino que son inherentes a su propia naturaleza, sus consecuencias no pueden, en ningún caso, ser atribuidas a la mala suerte, sino solamente a la falta de previsión y preparación.

    Precisamente, lo que la buena gestión del dinero persigue es evitar que un movimiento adverso particularmente violento del azar deje al apostador fuera de juego.

    Si el jugador tiene una forma de juego que en promedios gana mas de lo que pierde, la buena gestión del dinero le permitirá acumular ganancias de una forma regular y segura, evitando que una dispersión desfavorable particularmente violenta pueda dejarle en fuera de juego.
    Si el apostador tiene un mal sistema de juego que hace que sus errores sean mucho más frecuentes que sus aciertos, la buena gestión del dinero le permitirá perder su capital de una forma más lenta...pero acabará perdiendo su capital de todos modos.

    A continuación vamos a ver cuáles son las reglas básicas de la gestión del dinero que todo jugador prudente debería seguir para asegurarse el éxito:

    1) Planificar de antemano las estrategias, especialmente en lo referente a lo que haremos si las cosas no se dan como las planeamos.

    Resulta muy humano concentrarse en los aspectos positivos de las apuestas e ignorar los riesgos que se corren. Pero no olvidemos que éste es un juego de probabilidades y no hay certezas. Pero para ello es necesario no sólo diseñar estrategias que permitan ganar, sino también concebir defensas que permitan salir con vida cuando las cosas salen mal.
    Por ello, hace falta pensar de antemano lo que se va a hacer y qué se hará si las cosas salen diferente a lo esperado.

    2) Limitar el capital máximo que se está dispuesto a perder.

    Ésta es una regla elemental y que no debería precisar mayor extensión, pero, por desgracia, son demasiadas las personas que creen que el juego es una especie de salvavidas a donde pueden recurrir para obtener el dinero que necesitan para hacer frente a alguna contingencia.

    Es obvio que esas personas arriesgan un dinero que no pueden permitirse perder, y con frecuencia ¡no da resultado!

    Arriesgar un tanto por ciento máximo del capital disponible en cada sesion de juego.

    Por bueno que sea el sistema de juego que un apostador posea, nunca garantizará que éste vaya a ganar en cada una de las sesiones que inicia. Como máximo será capaz de saber que gana mas de lo que pierde y esto será más que suficiente para hacerle ganar un buen dinero con tal de que se proteja contra el riesgo de perderlo todo en una sola o pocas jugadas.

    El jugador debe, por tanto, determinar la fracción del capital total de que dispone que arriesgará en cada sesion.

    4) Hacer una apuesta mayor solamente cuando el potencial de beneficio sea grande y el riesgo pequeño.

    Deben buscarse aquellas apuestas que tienen un gran potencial de beneficios y un riesgo relativamente pequeño en comparación.

    Si aumentamos el valor de la apuesta cuando nuestro saldo general es positivo respecto al inicial en una o una pocas jugadas en algunas sesiones podemos ver que son apuestas con un gran beneficio potencial, porque nos permitirian aumentar nuestro saldo mas rapidamente maximizando las ganancias y los promedios, con un riesgo limitado hacia nuestro capital si reducimos rapidamente luego de no acertar.

    5) Graduar el tamaño de las apuestas en función de las probabilidades de éxito percibidas, asegurando que el beneficio medio sea grande, y la pérdida media, pequeña.

    Tener la flexibilidad de variar el tamaño de las apuestas, según cuáles sean las circunstancias, es una cualidad decisiva para el éxito de un apostador y sirve no sólo para reducir el riesgo durante los períodos perdedores, sino también para aumentar los beneficios en los períodos ganadores.

    Si bien uno de los elementos más importantes del control del riesgo consiste en limitar el capital a arrisgar en cada sesion hasta unos niveles lo suficientemente pequeños en relación al capital disponible; hay ocasiones en que, cuando se percibe la posibilidad de que una sesion sea una gran oportunidad para aumentar las ganancias sin que ello resulte en un gran daño al capital de perderse, puede resultar conveniente apretar un poco el acelerador e incrementar el tamaño de la apuesta.
    Si, una vez iniciada la sesion, ésta resulta parecer poco propicia, el jugador puede reducir y aceptar una pequeña pérdida.
    Pero si la suerte parece estar fuertemente a su favor, el jugador puede mostrarse algo más agresivo e intentar maximizar las ganancias pero sin cometer la torpeza de perderla totalmente cuando su suerte comience a cambiar.

    El jugador debe concentrarse en maximizar sus ganancias, y no solo el número de sus sesiones ganadoras.

    Algunos inversores en los mercados han estimado que hasta un 90% de los beneficios que obtienen en sus operaciones provienen de sólo un 5% de éstas. Por eso es tan importante maximizar las ganancias.

    Esto se consigue de dos modos:

    * Aumentando el tamaño de la apuesta cuando se perciba que el beneficio/riesgo sea favorable

    * Manteniendo dicha apuesta el tiempo suficiente para aprovechar todo su potencial.

    6) No iniciar un MJ o sesion si no se es capaz de fijar de antemano un límite de pérdidas "lógico"

    De todos los elementos que conforman el éxito, uno de los más importantes es el control del riesgo. Muchos jugadores calculan cuánto dinero pueden ganar. Los buenos jugadores piensan cuánto dinero pueden perder, y en función de la respuesta deciden si la apuesta merece la pena o no.

    7) Reducir el tamaño de las apuestas después de una gran pérdida o después de una gran ganancia.

    Después de cerrar una sesion con pérdidas, es aconsejable que el jugador reduzca el nivel de sus apuestas. No olvidemos que frenar o limitar la catastrofe es uno de los pilares para ganar.
    Ahora bien, reducir el nivel de las apuestas después de haber obtenido un gran beneficio puede resultar más crucial para el jugador.
    Por alguna razón, es frecuente ver que muchos jugadores suelen experimentar sus mayores pérdidas inmediatamente después de haber obtenido sus mayores beneficios.


    Tomado, modificado y adaptado a los juegos de azar
    de Samer Souffi, “Los mercados de futuros y opciones". Ed. Pirámide





    Bueno amigos, apenas tenga armado mi trabajo será un placer postearlo por aquí.

    Muchas gracias.

    Un abrazo.

    Carlos.

      Fecha y hora actual: Jue Oct 18, 2018 3:52 am